Mejoras para ayudar al sector salud a optimizar la CX

El sector salud busca mejorar cada vez más la experiencia del cliente (CX) intentando modificar la mirada que tiene el paciente en relación con el servicio y la atención. Para optimizar la CX, el sector debe repensar el modelo de negocios, puesto que durante muchos años ha ofrecido una CX menos satisfactoria que la de otros verticales. Sin embargo, el paciente ahora está ubicado en el centro de los negocios, lo que ayuda a optimizar su experiencia.

Hoy los hospitales y clínicas son mucho más que un negocio en busca de ganancias. El enfoque general ha cambiado, y optimizar la CX es el objetivo principal de quienes quieren sobrevivir en estos tiempos. Para lograrlo, utilizan nuevas tecnologías y formas de abordar este objetivo con el fin de transformar el servicio de atención del sector. A continuación, detallamos algunas mejoras que pueden ayudar al sector salud a optimizar la CX.

Realidad aumentada

Una de las tendencias que comenzaron a adoptar diversas industrias es la realidad aumentada. Pero para el sector salud, esta modalidad es especialmente importante porque la realidad aumentada se aplica en la capacitación médica, permite a los profesionales hacer diagnósticos y procedimientos como si se tratara de una situación real. Esto, a su vez, facilita la capacitación en nuevas destrezas y habilidades, ya que permite ampliar los conocimientos profesionales. También, es posible capacitar al mismo tiempo a un número mayor de prestadores, lo que ayuda a combatir la escasez de profesionales con la capacitación adecuada.

Gracias a la realidad aumentada, los médicos, mientras revisan al paciente, pueden tener acceso a nuevas herramientas que muestran, en tiempo real, opciones de tratamiento a través de una ventana emergente o pop-up de pantalla. Esto reduce el tiempo que los médicos invierten en leer estudios para perfeccionar sus habilidades, ya que la información necesaria para un tratamiento específico aparece en pantalla y ayuda a tratar eficientemente al paciente.

Utilizar datos en el sector salud

El uso de datos es una forma eficaz de proveer a todos los sectores de información útil para diferentes fines. El área de salud siempre ha utilizado la recolección de datos, pero nuevos tipos de datos y formas de recogerlos afectarán la experiencia del cliente.

La recolección de datos en este sector puede provenir de encuestas sobre comentarios después de la consulta médica o sobre los días y horarios que están más ocupados, por ejemplo. Esta información ayuda a hospitales y clínicas a desarrollar estrategias para mejorar la CX del sector. También, puede contribuir a crear planes de salud personalizados y a limitar posibles epidemias o propagación de enfermedades antes de que se descontrolen. Incluso permite a los prestadores tener una visión más completa de cada paciente y ayuda a eliminar los cuestionarios de ingreso previos a la consulta.

Personalización

El paciente moderno no tiene tiempo para estar enfermo, y por eso, no tiene paciencia para esperar un servicio. A medida que se desarrollan y avanzan las funcionalidades para obtener y analizar datos, aumentan las capacidades para personalizar la experiencia del cliente.

Los hospitales y clínicas pueden utilizar los datos recogidos para determinar las preferencias de cada paciente y ofrecerle un tratamiento específico y personalizado. Al ser cada vez más fácil el acceso a la información es posible definir las preferencias de cada cliente, y saber si prefiere ser atendido personalmente o en forma remota, por ejemplo; y además, tener rápido acceso a toda su historia clínica con mayor facilidad.

Wearables

Los avances en la tecnología han creado una nueva serie de productos para mejorar el confort y el cuidado del paciente. Herramientas, como la conectividad y la automatización, alivian parte de la presión que sufren los profesionales de la salud y colocan a los pacientes en el centro de la situación. La tecnología inteligente aparece de distintas formas para aumentar tanto el confort del paciente como la eficiencia, y para reducir los riesgos del tratamiento.

Los dispositivos móviles son herramientas poderosas para mantener a los pacientes involucrados en el cuidado de su salud. Estos dispositivos portátiles ayudan a medir la frecuencia cardíaca, la presión arterial, el promedio de actividad física, y sugieren dietas basadas en la información introducida por los usuarios. También, sirven para mantener a los pacientes activos y saludables.

Si un usuario sufre un pico de presión arterial, el médico puede recibir una notificación y estar a tiempo para hacer algo al respecto. Los wearables son una manera menos invasiva de ofrecer un nivel superior de cuidado médico. En lugar de tener que ir a una clínica para hacerse un chequeo, el paciente puede hacerlo desde su casa y estar siempre conectado con su médico.

Descargue ahora la Guía para una experiencia de cliente omnicanal en el sector de prestadores de salud y sepa cómo satisfacer la demanda de clientes cada vez más exigentes.