Cómo la digitalización mejora la atención en el sector salud

De acuerdo con IDC, las inversiones en la transformación digital en América Latina deben superar los US$ 57 mil millones para el año 2020. Este valor representa el 40% de las inversiones tecnológicas que deben realizarse en la región. Según la consultora, para 2019 el 33% de las iniciativas disruptivas girarán en torno a los servicios de inteligencia artificial.

El sector salud no será la excepción. Esta industria debe repensar sus estrategias para atender las necesidades del consumidor y perfeccionar sus productos y servicios. Los clientes entienden que la salud es esencial, pero no son fieles a ninguna marca. Como en general las ofertas son muy parecidas, las empresas deben crear modelos que satisfagan las demandas específicas del cliente para poder fidelizarlo.

Para lograr ese objetivo y a su vez mejorar la seguridad de la información, las empresas van camino a la digitalización.

Cambiar los procesos es esencial para fidelizar a los clientes
Desde hace algunos años, el sector salud está debatiendo cuál es la mejor forma de rever sus procesos y adoptar la transformación digital, puesto que brindar una excelente experiencia del cliente significa mucho más que ofrecer solamente la mejor tecnología. No basta con facilitar la atención a través de los canales digitales si, al final del día, se producen demoras en la aprobación de los exámenes o los procedimientos.

La buena noticia es que el mercado continúa transformándose. Se están restructurando los procesos y se está “humanizando” el enfoque en el cliente. La interacción con el cliente debe darse en un ambiente integrado que, además de ofrecer productos y servicios específicos para él, incluya la inteligencia artificial —creación de chatbots inteligentes— y el análisis de su comportamiento.

Cómo optimizar el uso de los datos del cliente

Prevenir enfermedades, garantizar una mayor eficiencia en la gestión y facilitar el acceso de los pacientes a los médicos y procedimientos son los principales puntos de una estrategia orientada a la transformación digital del sector. Las empresas de salud deben entender que este proceso de reinvención debe comenzar por mejorar la forma en que gestionan la información del paciente.

Uno de los desafíos del sector es comprender y utilizar de la mejor forma posible los datos recopilados de los clientes. Y esto abarca desde utilizar historias clínicas electrónicas hasta descubrir cómo mantener la salud del paciente, mediante los datos recogidos en consultas y exámenes médicos.  Para eso es necesario conocer el comportamiento de la persona y considerar el ambiente en el que vive. Con esos datos y con el uso de Big Data y Analytics para interpretarlos, es posible brindar al paciente una atención más eficiente.

El informe Building the Hospital of 2030 de Aruba describe cinco previsiones relacionadas con las transformaciones del sector hasta el año 2030:

– Autodiagnóstico del paciente: Soluciones basadas en aplicaciones y tecnologías vestibles, o wearables, que permiten supervisar la salud del paciente

– Automatización: Hospitales cada vez más automatizados que, desde la admisión del paciente, comienzan a monitorear sus signos vitales. Una selección automática de casos

– Integración de datos: Dispositivos integrados que garantizan la actualización automática de la condición del paciente y su tratamiento

– Inteligencia artificial: Utilizada en los diagnósticos y tratamientos para ayudar al médico

La inteligencia artificial permite reducir el esfuerzo del cliente al mínimo indispensable. Descargue el informe de Genesys y Frost & Sullivan para conocer los efectos de esta transformación.